Te conozco bacalao

Bon Estar - De Mercado

Teleósteo, anacanto de cuerpo simétrico. Históricamente, reserva proteínica de infinidad de civilizaciones gracias a su conserva en seco mediante su salazón. Señoras y señores, con todos ustedes, el bacalao. Común, del Atlántico o Noruego. Congelado o seco, salado, sin ningún tipo de cocción, o cocinado crudo, asado, en salsa, con aceite, crema de leche o mantequilla, incluso dulce, todo un abanico de posibilidades que permiten a nuestros chefs un sinfín de platos dignos de los mejores paladares. En la ciudad de Valencia podemos encontrar al Gadus morhua confitado en aceite, aprovechando posteriormente su propio jugo para preparar una mousseline de ajo. Gratinarlo con cariño, y tras una pincelada de tinta de calamar, emplatar acompañado de unos pimientos de Padrón, un toque de cayena y el siempre fresco perejil. Un alegato al buen gusto con el que nos deleitan en el Bon Estar gracias a su “Bacalao gratinado con muselina de ajo y tinta de calamar” ¿Quién parte el bacalao en tu cocina? Cuéntanos tu propuesta.