Ensaladilla, la revolución de un clásico

Kuna Experience Restaurant - Creativo

Cuenta la leyenda que la ensaladilla se dio a conocer en Moscú alrededor de 1860, gracias al chef francés Lucien Olivier, llegando a denominarse ensalada Oliver. Una ensalada propia de gourmets que alcanzaría gran fama entre la élite moscovita. El tiempo y la historia han demostrado que ya en la edición de 1845 del recetario ‘The Modern Cook’ del cocinero anglo-italiano Charles Elmé Francatelli, ya constaba una receta bajo el nombre de ‘Russian salad’.

Mucho ha llovido desde entonces hasta convertirse posiblemente en la más castiza de nuestras tapas, tanto como variantes existen de esta.
Ejemplo de su evolución o revolución, símbolo de la canalla propuesta de Borja Ibran, es uno de los pecados capitales de su cocina, la envidia, ya que todos la desean… Entre huevo frito, encurtidos, salazones, o una elegante espuma de atún y mostaza, se presenta la Ensaladilla Matrioska en Kuna Experience.
Un placer gastronómico en la cocina del #NoLimits