El secreto de la espardenyà

Bon Estar - De Mercado

Dicen que su invención fue casual. Que con un poquito de esto y algo de aquello, el corazón de l’Albufera regaló al mundo un plato mitad paella mitad all i pebre, pero sin arroz. De esa tradición y el gusto por lo nuestro, en el Bon Estar se recrean en ofrecernos esa comunión perfecta surgida del buen sofrito abrazando al pollo y el conejo. El pimentón dando su color de vida, y ese puntito de picante que hará fondo en esas anguilas tan propias. Un conjunto homogéneo que una vez apagado el fuego, se corone con unos huevos escalfados por el calor propio. ¿No me digas que no conoces la espardenyà? ¿O sí? ¿Qué te parece la pinta que tiene en el Bon Estar Bar? Cuéntanos tu truco.