La frescura del cava en tiempo de envero

Chozas Carrascal - Bodega

Los pigmentos rojos y azulados comienzan surgir entre las cepas de tintas. En las variedades blancas surgirán sus rubios o amarillos sus colores.
La naturaleza sigue su curso, y el envero llama a la puerta dando el adiós al verde de la inmadurez de las bayas, anunciando que la maduración está próxima, y con ella, la proximidad del inicio de la vendimia.

Hasta que llegue el momento, en la Bodega Chozas Carrascal se afanan etiquetando su Roxanne. Un Cava Brut de Macabeo y Chardonnay, con un mínimo de crianza en rima de nueve meses, al que realizan un degüelle bajo pedido para que nos llegue verdaderamente fresco.
Como bien nos recuerdan, por mucho que se asocie el consumo de cava con la navidad, uno de los mejores momentos del año para tomar una copa de cava es en verano gracias a su frescura y floralidad, y mucho más si hablamos de un cava valenciano.