Chozas Carrascal nos presenta Le Prélude y Le Canyon de L’Église 2019

Chozas Carrascal - Bodega

Dos nuevos vinos para Domaine de Montahuc, el nuevo proyecto familiar de Chozas Carrascal en Languedoc-Rosellón, Francia.

La microbodega Domaine de Montahuc, anuncia por primera vez el lanzamiento de dos vinos tranquilos, un blanco y un tinto de la cosecha 2019, dando un paso importante en su proyecto vitícola nacido en 2004 y que hasta la fecha sólo elaboraba dos vinos naturalmente dulces en la cuna del muscat de grano menudo, Saint-Jean-de-Minervois.

Se trata de dos vinos tranquilos, un blanco, Prélude 2019, procedente del idílico viñedo de 1 hectárea de muscat de grano menudo ubicado en la ciudad de
Saint Jean de Minervois, en las DOP Muscat de Saint Jean de Minervois y DOP
Minervois. Y un tinto, Le Canyon de L’Église 2019, de una parcela de 5 ha. Donde conviven cepas de cariñena, garnacha y syrah de 20 años de edad sobre unos excepcionales suelos de piedra caliza, responsables de que dos familias iniciasen este proyecto vocacional hace 16 años.

Existen proyectos que nacen más por una corazonada y un flechazo que por las expectativas comerciales que pueda generar. En el mundo del vino este fenómeno es más habitual de lo que uno puede pensar, pues los proyectos más auténticos, empiezan más con el corazón que con la cabeza. Así es como se creó la bodega Domaine de Montahuc, una bodega familiar por partida doble, nacida de la unión de dos familias; Julián López y María José Peidro, y Michel y Martine Poudou.

Ambas familias se conocieron en 1990. Michel, asesor en viticultura con proyectos en medio mundo trabajó durante varios años con el matrimonio María José y Julián, fundadores de la Bodega Chozas Carrascal, en la bodega ubicada en San Antonio, Requena. El trabajo en viña dio paso a una profunda amistad que les llevó en 2004 a crear un proyecto común en Minervois, donde el matrimonio Poudou vivía. A lo largo de los años, esta bodega de minúsculas proporciones ha conseguido el reconocimiento por la elaboración de dos excelentes vinos, en una DO de tan solo 200 hectáreas y seis productores, donde sólo se pueden embotellar vinos dulces elaborados con moscatel de grano menudo, Saint-Jean-de-Minervois. El salto generacional vivido por Chozas Carrascal este año en manos de los hijos María José y Julián, ha sido el detonante del lanzamiento de estos dos nuevos vinos. Julián hijo, quedó prendado del Canyon de L’Église, donde se encuentran viñas de más de 20 años de edad de garnacha, cariñena y syrah, tres variedades muy vinculadas al clima mediterráneo donde se encuentran y un perfecto nexo de unión mediterráneo y viticultor con el proyecto que la bodega que tienen en
Requena, en la Denominación de Origen de Pago Chozas Carrascal.

Prélude 2019 (P.V.P. de 13 euros), 100% moscatel de grano menudo, es un tributo a la gran dama blanca de este rincón del Languedoc, elaborada como vino seco, con una crianza sobre lías de 3 meses y de la cual sólo se han producido 6.000 botellas. Se trata de un vino profundo con un marcado carácter floral, sabroso y mineral, y que cuenta con una gran tensión gracias a su excelente acidez.

Canyon de L’Église 2019 (P.V.P. 14 euros), es un vino que provienen de una única parcela, “Le Canyon de L’Église”, un acantilado repleto de guijarros calizos de origen marítimo, con vistas a la iglesia del pueblo de Sain Jean de Minervois, un lugar mágico para ambas familias que ha permitido obtener un vino con un color vivo y profundo, con ricos recuerdos a flores silvestres y hierbas de monte, donde el carácter mediterráneo marca su personalidad, con taninos presentes, con una viva acidez, un final elegante con presencia de fruta roja madura y un marcado trasfondo calizo propio de sus suelos.

DOMAINE DE MONTAHUC cuenta con sus 6 hectáreas iniciales de viñas de moscatel de grano menudo en la denominación AOP Muscat de Saint-Jean-de-
Minervois, donde produce 15.000 botellas al año, 1 hectárea de viñedo clasificado como IGP, 5 hectáreas de cariñena, garnacha y syrah amparadas por la DO AOP Minervois y 6 hectáreas recién plantadas con variedades blancas (marsana, garnacha blanca y vermentino) y tintas (garnacha, monastrell y syrah) también dentro de la AOP Minervois.