El Roscón de Reyes y el Rey de la Faba

Horno San Bartolomé - Hornos y panaderías

 

Cuenta la historia que el Roscón de Reyes, Rosca, Rosco o Pastel de Rey, tiene sus orígenes en las saturnales romanas. Unas fiestas en la que los romanos dedicaban al dios Saturno con el fin de poder disfrutar de unos días más largos tras el solsticio de invierno.

En su honor se realizaban unas tortas redondas con dátiles, miel e higos que comerían tanto esclavos como plebeyos. En su interior se incluiría una haba seca, y quien fuera el afortunado de encontrarla en su trozo, sería nombrado rey de reyes durante el festejo.

En España hay constancia del Roscón de Reyes o del Rey de la Faba desde el siglo XII, aunque su asentamiento podríamos decir que es relativamente reciente. Emulando con su forma de rosca la corona real, se elabora este bollo de masa dulce, al que se añade frutas confitadas, escarchadas o cristalizadas en varios colores, que buscan simular las joyas de la corona.

Un auténtico deleite gastronómico que podemos disfrutar gracias a maestros como Jesús Machi quien da buena cuenta de ello en el horno San Bartolomé, sito en la calle Duque de Calabria, 14 de Valencia.