Clos de Lôm reivindica la monastrell con su Casa de las Monjas

Clos de Lôm - Bodega

El vino valenciano está en alza. Los caldos de la Comunitat Valenciana están alcanzando un protagonismo merecido en las cartas de los mejores restaurantes, recibiendo a su vez un reconocimiento cada vez mayor en los diferentes concursos nacionales, así como internacionales.

Un encomiable trabajo de enólogos y bodegas que se evidencia en cada nueva referencia que sale al mercado. Así lo pudimos comprobar con la nueva apuesta de la bodega Clos de Lôm, quien, de la mano de su gerente, Lucía Serratosa, y Enólogo y Director Técnico, Pablo Ossorio, presentaban en sociedad ‘Casa Las Monjas’.

 

A las faldas del valle de la hombría, en la finca Don Vicent, encontramos desde 1978 las viñas viejas de monastrell que han dado vida a este Casa Las Monjas 2019. Un tinto envejecido durante veinticuatro meses en barrica nueva de roble francés y con 10 meses de embotellado previa a su salida. Un total de 2.440 botellas para esta primera añada que tendrá en la restauración su primera parada.

 

Casa Las Monjas, presenta un color rojo cereza intenso con bordes granates. En nariz recuerda a fruta negra madura, ahumados, especias dulces y aroma a hierbas. De textura agradable en boca tiene toques de chocolate y una adecuada acidez, con marcando tanino maduro de sensación dulce. Un vino que sale perfecto para su consumo pero que aventura una muy buena evolución durante varios años.

 

Adscrito a la DO Valencia, Casa Las Monjas 2019 sumaría 95 puntos en los últimos Decanter World Wine Awards (DWWA) obteniendo 95 puntos, siendo considerado para Sarah Jane Evans, presidenta de DWWA y su equipo, el mejor vino valenciano.

La Guía Intervinos del presenta año le concedía igualmente 95 puntos de la crítica.


Artículos relacionados

Placeres y sensaciones

James Suckling apuesta por Murviedro

Ampliación Polígono El Romeral, s/n