Finca Casa Julia 2020 el primer albariño mediterráneo

Hispano Suizas - Bodega

Nos venían avisando desde hace días de que algo grande tenían que contarnos, y eso fue lo que sucedió en la tarde del jueves 20 de mayo en el Hotel Las Arenas de Valencia.

El fruto de un largo proceso de investigación primero en el campo, y posteriormente en la bodega. Las manos de Rafa Navarro desde las viñas y Pablo Ossorio en la parte enológica, habían culminado un proyecto que llevaba madurándose desde 2015, en una parcela que da nombre al vino y que está al lado de Casa la Borracha, de donde sale el bobal.

Una nueva vuelta de tuerca de Bodegas Hispano+Suizas a la innovación en los vinos españoles, cuyo resultado es Finca Casa Julia, el primer albariño Mediterráneo de la DOP Valencia.

Según indica el propio enólogo, el mercado demanda blancos aromáticos de calidad “donde la frescura y la acidez se conjuguen bien para dar singularidad y longevidad a unos vinos complejos” en los que aromas frutales y florales se combinen con una boca “de un vino con cuerpo” y largo recorrido en botella, un vino blanco de guarda.

El cambio climático está llevando a las variedades autóctonas a elevar su Ph, que con la falta de ácido málico dejan a los vinos sin frescura.

El albariño entra bien en este juego en el clima de Requena, que combinado con un cultivo adaptado al suelo calizo arcilloso de la zona y una producción baja, se convierte en un aliado prodigioso.

El resultado es un Finca Casa Julia 2020, un blanco joven fermentado en barricas de 400 litros nuevas de roble, y mantenido con sus propias lías en depósitos esféricos de cemento, que es muy aromático, frutal, fresco, con la acidez excelentemente compensada, con cuerpo y que tiene una larga vida gracias a la buena integración de la madera y su crianza con las lías.

Una nueva apuesta por la excelencia desde Bodegas Hispano+Suizas