El alimento de los dioses

Trufas Martínez - Chocolatería / Bombonería

Uno de los grandes placeres de la vida es sin duda el chocolate. Los expertos nos cuentan que esto es debido a la feniletilamina de su interior, que libera las mismas endorfinas que en la práctica sexual. El botánico sueco Carlos Linneo lo llamó ‘Theobroma’, alimento de los dioses, llegando a ser objeto de culto para las civilizaciones mayas y aztecas. Nuestros maestros chocolateros europeos son perfectos conocedores de sus propiedades, así como de sus placeres más ocultos, extrayendo de sus vainas o mazorcas según variedades, la cantidad adecuada que mezclar en porcentaje perfecto. Un proceso que dominan bien los amigos de Trufas Martínez quienes nos muestran los primeros sacos de su nueva aventura. Desde el corazón del Amazonas les llega el Cacao Pirua, posiblemente el mejor cacao del mundo. Separado los granos grandes de los pequeños, tostando y moliendo antes de concharlo, obtendrán la cantidad perfecta que combinar con azúcar de caña, y con un porcentaje de cacao nunca inferior al 70% se moldeará la delicada tableta. Ta sólo dos ingredientes, cacao y azúcar de caña ‘bean to bar’ (del grano de cacao a la tableta), sin ningún tipo de aditivos grasos.