La exquisitez del ánade

Enclave de Mar - Mediterránea

En el antiguo Egipto los faraones ya eran devotos de sus carnes. Son diversas las religiones que lo consideran como una deidad, incluso hay quienes afirman que el Camino de Santiago tiene su origen en el recorrido de las tribus paganas adoradoras de las Ocas Salvajes, desde Languedoc hasta Finisterre, el Fin del Mundo o Paraíso Celeste. Existe una falsa creencia del origen francés del Foie gras truffé, cuando esta receta está documentada mucho antes en el monasterio de Alcántara de Cáceres, siendo un general napoleónico cuya esposa consideraba una delicatesen la citada receta, quién se apropió de los recetarios dándole fama mundial desde la cocina francesa. Por todo ello podemos decir con orgullo que el pato y el foie es tan nuestro como la paella, y si juntamos ambos como hacen los amigos de Enclave de mar, con un pato campero de la serranía conquense, tenemos en la mesa el placer de comer un plato exquisito a la brisa del Mediterráneo. Entre su gran variedad de arroces podemos asegurar que la Paella de pato con verduras y foie en la espectacular terraza junto al puerto deportivo de Port Saplaya es todo un placer de la vida. ¿Te apuntas?