Al-kharshûf, el origen de Cynara

Kuna Experience Restaurant - Creativo

Cynara surgió de la mitología helenística, pero mucho antes, en tierras africanas, nacía parafraseando a Neruda, una erecta planta de tierno corazón que se vistió de guerrero con una pequeña cúpula impermeable bajo sus escamas. Al-kharshûf o al-qabsíl sería su nombre, “palo de espinas” en lengua árabe, aunque también hay quienes lo traducen como “lengüecitas de tierra” y que bautizaron en la península como alcachofa.

Sería el pueblo musulmán responsable de traer el cultivo de las alcachoferas en nuestras tierras, mostrando sus propiedades medicinales y sus múltiples posibilidades en la cocina. Una herencia que ha perdurado en el tiempo y que llegados a estas fechas irrumpe con fuerza en nuestras mesas gracias al contante trabajo de los profesionales de la cocina.

Buena cuenta de ello lo encontramos en el constante compromiso con la evolución desde la tradición que nos ofrece Borja Ibrán en la ciudad de Valencia. Desde Kuna Experience, el chef de los 7 pecados capitales nos propone unas alcachofas acompañadas de una intensa romescu de avellanas tostadas, salsa de yema y parmesano.

Uno más de sus pecados ‘confesables’ que nos condenan a la gula.